Archivos mensuales: Septiembre 2012

COMPRENSIÓN LECTORA

EL CUENTO DE NEA

NEA EDUCASTUR

LA CASA ENCANTADA

cuento.jpg

NEA EDUCASTUR

“LECHUCITA VA AL COLE”


Lectura comprensiva sobre el cuento de “LECHUCITA VA AL COLE”

Ver en línea ¿Te apetece leer un cuento?. A continuación tendrás que contestar unas preguntillas.

EL CAMELLO Y SU CAMINO

Cuento interactivo con el que nuestros alumnos podrán elegir distintas opciones para que ellos mismos desarrollen la historia.  Ideal para primer y segundo ciclo de educación primaria. Para entrar en la página, pica aquí: el camello y su camino.
 

APRENDO A LEER

  Juega con LAS VOCALES

Actividad Lim para trabajar las vocales: discriminación auditiva, grafías tanto minúscula como mayúscula, asociación imagen grafía, clasificación, puzzles y escritura con el teclado.
Ideal para el alumnado de Infantil 4 años.

M, P, L, S

 
 
 
  1. Discriminación visual y auditiva de las letras.
  2. Lola y su pandilla de letras.
  3. Islas y estrellas.
  4. Generador caligráfico.
  5. Lectoescritura. Nivel 1, 2 y 3.
  6. Fonemas.
  7. Articulación.
  8. Sílabas inversas.
  9. Letras y palabras. Une la mayúscula con su minúscula.
  10. Trabaja con las letras en mayúsculas o en minúsculas.
  11. Escritura de palabras con imagen o palabra modelo
  12.  Pasatiempos  

  Grupos consonánticos: pr, pl, br, bl, cr, cl, gr, gl, fr, fl, tr, dr.

  1. Sinfón PR-PL.
  2. Sinfón BR-BL.
  3. Sinfón CR-CL.
  4. Sinfón FR-FL.
  5. Sinfón GL-GR.
  6. Sinfón TR-DR.
  7. Escritura. Páginas imprimibles son los sinfones.

Ejercicios con br y bl.

Escribir palabras con sinfones con letra cursiva

Sinfón PR

Sinfón PL

Sinfón PL -PR

Sinfón BRA – BAR

Sinfón BR

Sinfón BR – BL

Colorer BL

Sinfón FL

El abecedario

 

Gracias a Carmen García Escudero, componente del grupo de trabajo “CREMAPADECU” por compartir los materiales que han elaborado y a Actiludis para difundirlos, por lo que le estamos muy doblemente agradecidos.
Estos materiales son útiles para el trabajo de la lectoescritura en el alumnado.
SINFONES
1.-  FL FR            2.- BL BR
3.- PL PR            4.- CL CR
5.- GL GR            6.- DR TR
SOPAS CON SINFONES
01 FL Sopa de Letras     02 BL Sopa de Letras
03 PL Sopa de Letras      04 CL Sopa de Letras
05 GL Sopa de Letras      06 FR Sopa de Letras
07 BR Sopa de Letras      08 PR Sopa de letras
09 CR Sopa de Letras      10 GR Sopa de Letras

11 TR Sopa de Letras      12 DR Sopa de Letras

LECTURA DE SINFONES
Ejercicios con sílabas trabadas

EL ABECEDARIO

PINCHA SOBRE LA IMAGEN PARA COMENZAR

APRENDO LAS LETRAS

PINCHA PARA COMENZAR A JUGAR

JUGAMOS CON LAS LETRAS

PINCHA EN LA IMAGEN PARA EMPEZAR A JUGAR

VEN A JUGAR CON LAS LETRAS

PINCHA PARA COMENZAR A JUGAR

Aprendo a leer

Las primeras letras

Para aprender las primeras letras, clica en la imagen

Actividades de lectoescritura

M, P, L, S

PINCHA PARA COMENZAR A JUGAR

Las primeras letras

LECTURAS. 2º CICLO

COMPRENSIÓN LECTORA

 marife





Lecturas on-line
 
 
 
 

El libro de los cuentos del mundo

http://www.waece.org/cuentos/

LECTURAS INTERACTIVAS

LECTURAS

“El General de chocolate”

”El General de chocolate”

Después de leer una carta de lo más especial, los tres hombres más buenos del mundo se quedaron sorprendidos, anonadados y patidispuestos.

El Rey Melchor se tiraba de los cuatro blancos pelos de la barba.

El Rey Gaspar contaba una y otra vez, muy nervioso, los dedos de su mano derecha.

El Rey Baltasar se rascaba la cabeza como si le picara la rodilla.

El Rey Melchor gritó:

– ¡Eso no es posible!

El Rey Gaspar gritó:

– ¡Eso no es posible!

El rey Baltasar dijo:

– Pensemos un poco. Un poco más.

Y así, los tres Reyes Magos pensaron tres días más.

Pensaban cuando dormían.

Pensaban cuando comían.

Pensaban cuando daban de beber a sus camellos.

Pensaban. Pensaban. Pensaban.

El Rey Baltasar dijo por la mañana:

– Ya lo tengo.

– ¿Qué tienes? -preguntaron Melchor y Gaspar a la vez.

– Que se le manda lo que nos pide la carta -dijo el Rey Baltasar.

– ¡Ah, no! Eso no -negó el Rey Melchor.

– ¡Ah, no! Eso no -negó el Rey Gaspar.

El Rey Baltasar, entonces, convenció a sus compañeros de que lo mejor era mandar un paje a Sisaltomecaigo, el país del general Masables. El paje tendría la misión de informar sobre quién era el general y lo que pretendía, al pedirles, en aquella carta, que le regalaran un camión de bombas. Y se envió, en misión muy especial y secreta, al paje Todolosé, quien regresó siete días después para contar a los Reyes Magos todo lo que había averiguado.

El espía de sus majestades les dijo:

El general Masables es un hombre muy gordo. Se pasa todo el día comiendo gallos, codornices y pasteles de nata con piñones. Tiene mal genio. Cuando se enfada, hasta los árboles tiritan de miedo perdiendo sus hojas. Es muy avaro; y un envidioso. Ahora se le ha metido en la cabeza que quiere apoderarse de la nación de Milpaces. Pretende arrebatarles un gallo llamado Quiquirico. El gallo Quiquirico es el único reloj despertador de Milpaces. Como no se lo quieren vender ni entregar por las buenas, les ha amenazado con destruirles sus tierras y arrasar, desde el aire, sus viviendas.

– Tiene el corazón de madera -dijo el Rey Melchor.

– Tiene el corazón de piedra -dijo el Rey Gaspar.

– Tiene el corazón de hiedra -dijo el Rey Baltasar.

Gaspar, releyendo la carta, insistió:

– Aquí dice que le mandemos un camión de bombas.

– Bombas de verdad -recalcó el acento de Melchor.

– Pues bombas le empaquetamos -dijo sonriendo pícaramente Baltasar-. No podemos defraudarle.

Entonces los tres Magos se pusieron a fabricar bombas y más bombas. El paje Todolosé se acercó a los Reyes y les dijo:

– Tenemos una protesta del pueblo de Malgatos. Se quejan los labradores de que les han desaparecido de sus almacenes muchos sacos de harina.
– Ya solucionaremos más tarde su problema -contestó el Rey Gaspar mientras fabricaba las bombas.

El paje Todolosé les dijo en otra ocasión:

– Los habitantes del pueblo de Tontarón se quejan de que les han desaparecido de sus casas los sacos de azúcar.

– Ya solucionaremos más tarde su problema -contestó el Rey Baltasar mientras preparaba las bombas encargadas.

Y así, fabricando bombas y más bombas, llegaron hasta el mismo día cinco de enero, noche de Reyes. Cargaron en cien camellos las municiones y se pusieron en camino hacia la nación del general Masables. Cuando llegaron a su palacio, dejaron en un rincón de la ventana las bombas solicitadas. El general Masables, al despertar, se puso muy contento: ya podía comenzar la batalla. Ya podía empezar a destruir las calles, las casa y las escuelas de la nación de Milpaces. Estaba muy contento el militar. Pronto de apoderaría del gallo Quiquirico. Su estómago saltaba de alegría. Por la tarde, cargó de bombas a setecientos setenta y siete aviones de combarte. Con ellos, se dispuso a atacar a la nación de Milpaces. Desde el aire las iba arrojando. Al caer de lo alto, los explosivos se fueron abriendo. De su interior salían todo tipo de golosinas: caramelos, bollos, pasteles muy variados, etc. El general, al comprobar lo que estaba ocurriendo, se mordía de rabia las uñas de los dedos y gritaba muy enfadado:

– ¡Me han engañado!

Los Reyes Magos, desde el suelo, se lo estaban pasando “bomba”. Ellos habían cumplido. Le habían traído lo que en la carta pidió.

El general regresó a su nación avergonzado.

– Soy tonto. Un tonto -voceaba dándose golpes en la nariz.

Una noche, cuando el general estaba haciendo planes para atacar de nuevo, le llegó el hambre al estómago. Y como era muy golosazo y comilón, probó una de aquellas bombas tan dulces. Aquella bomba, mientras dormía, le fue recorriendo el cuerpo por dentro hasta colocarse en el mismo centro de su corazón. Y el corazón -dicen unos- se le convirtió en chocolate. Hoy le llaman “el General de Chocolate”, pues nunca un hombre, desde entonces, desde la llegada de los Reyes Magos, fue tan buenazo.

Los tres Reyes ahora siguen por otros caminos. Van dejando en los pueblos de Malgatos y Tonratón los sacos de harina y azúcar que les quitaron para fabricar las bombas de golosinas. Y también, claro que sí, todos los pedidos de miles y miles de niños y niños que no pegan ojo, esperando que por la mañana, los zapatos se llenen de regalos y pelos de camello. ¡Qué cosas pasan, qué cosas, a ver si con estas prisas, los Reyes Magos ni tienen tiempo de probar un poquito de roscón!

Ficha de autor

José González Torices nació en Quintanilla de Olmo (Zamora). Cursó estudios de Magisterio, Filología Hispánica y Arte Dramático. Desde 1976 reside en Valladolid. Es autor de más de medio centenar de libros entre poesía, cuento, novela y teatro. En la actualidad dirige las colecciones “Fuente Dorada” de Teatro Infantil y Juvenil, que edita Caja España, de Valladolid; la de “Zoo de Papel” de Literatura Juvenil, en Ediciones Paulinas (Madrid); y la de “Campo de Marte” de Teatro Joven y “Galería del Unicornio”, Teatro Infantil y Juvenil, de la editorial CCS (Madrid).